Remedios contra las quemaduras solares

Como-prevenir-las-quemaduras-solares-1

En realidad, el mejor remedio es prevenir, como bien dice el refrán “más vale prevenir que curar”. Cuando te expones al sol más de la cuenta, tu piel puede verse perjudicada, por lo que tienes que evitar las horas centrales del día.

Las quemaduras solares pueden provocar problemas para la piel. Por ello, la primera medida es evitar las horas centrales del día de 12 a 16h.

Pero si te has quemado, uno de los primeros remedios que puedes adoptar es tomarte una ducha fría. El agua fría o los paños fríos son una buena solución para paliar las quemaduras producidas por el sol. Es decir, el frío, sea de la manera que sea, es esencial para combatir una quemadura.

Otro paso que tienes dar después de aplicarte frío es darte una loción hidratante. Desde un aftersun hasta cualquier crema que proporcione hidratación al cuerpo son buenas para la piel.

En general, las cremas que contengan vitamina E o Aloe Vera son eficaces para paliar el dolor y para regenerar la piel.

En cuanto a los remedios caseros, se habla del pepino como un aliado para calmar el malestar generado por las quemaduras solares. El tomate y las infusiones de manzanilla también pueden calmar los problemas generados por las quemaduras solares. En este sentido, la fitoterapia es uno de los métodos que se pueden emplear (Aloe Vera, tila, manzanilla…)

Incluso hay quienes aseguran que se puede aplicar una capa de yogur sobre la zona afectada y después retirarla con agua fría. A propósito, si se forman ampollas por la quemadura es mejor no pincharlas.

 

Deja un comentario